Muchos opinan que es el mejor jugador en la historia del Basketball, muchos otros opinan que es el segundo mejor detrás de Michael Jordan; si bien es difícil calibrar el mejor puesto, la gran mayoría estamos de acuerdo en que indudablemente LeBron James tiene un lugar en el podio de los mejores basquetbolistas de todos los tiempos. Más impresionante aún, su nombre no es exclusivo dentro de las canchas o en los canales deportivos, sino también se le ve involucrado en la política y temas sociales, con mayor frecuencia en temas que giran en torno a la educación. The LeBron James Family Foundation, su opinión pública respecto a la situación actual de su país, junto con sus triples y clavadas en los playoffs mantienen a LeBron James en los encabezados de los diarios.

Dentro de su amplia gama de títulos encontramos cuatro NBA Most Valuable Player, premio que se le da al mejor jugador de la temporada regular que comienza a finales de septiembre y termina a mediados de abril. En sus orígenes, el ganador era elegido por los mismos jugadores de la NBA. Ahora son los sports writers, un panel de conductores deportivos y los mismos fans los que votan por el ganador. Por encima de LeBron con más premios NBA MVP tenemos a Kareem Abdul-Jabbar con seis tantos, y Bill Russell y Michael Jordan con cinco.

Similar al anterior, tenemos el premio NBA Finals Most Valuable Player. La diferencia con el premio anterior es que este es elegido por un panel de once jueces y otorgado al mejor jugador de los dos equipos finalistas de la temporada. Junto con LeBron James, tenemos empatados en segundo a Magic Johnson, Shaquille O´Neal y Tim Duncan, todos con tres títulos (en primer puesto tenemos a Jordan con seis). En su haber también encontramos dos medallas olímpicas de oro (Beijing 2008 y Londres 2012), quince participaciones en NBA All-Star Games, el récord de la mayor cantidad de puntos en los playoffs, entre otros premios y reconocimientos.

Su talento y prestigio dentro de la cancha lo han llevado a posicionarse en lo alto fuera de ella. En 2017 y 2018 la revista Time lo colocó en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo; llegó a estar en la portada de revista Vogue siendo el primer hombre de raza negra (y tercero después de Richard Gere y George Clooney) en hacerlo; la revista Forbes lo considera como uno de los deportistas más influyentes dentro y fuera de la cancha. Sin olvidar su participación en la pantalla grande actuándose a sí mismo en la película Trainwreck. Y sí los rumores son ciertos posiblemente lo veamos con el papel estelar en… Space Jam 2. En febrero del 2019 The Hollywood Reporter publicó sobre el próximo estreno de la película, la cual será dirigida por Ryan Coogler, quien dirigió Black Panther. Para ser exactos el estreno está anunciado para el 16 de julio del 2021. Que no nos sorprendan con cambios de fechas y/o nombres en la película, ya que mucho se ha hablado y especulado en los últimos años, así que, como cualquier blockbuster, los cambios son inminentes.

A parte de los deportes y el mundo del espectáculo, el nombre de LeBron James ha sonado a ritmo constante en los últimos años y parece que seguirá sonando aún con más fuerza en los años venideros. Así como Bill Russell y Muhammad Ali, LeBron también considera correcto alzar su voz en defensa de los más vulnerables; como deportista profesional sus habilidades y destreza física lo posicionan entre los mejores jugadores, como ciudadano responsable, su voz y madurez mental lo llevan a ser un ejemplo.

La política. Tristemente, la discriminación racial dentro y fuera de la cancha es un tema que hoy en día sigue latente en todos los países, por ende, también en todos los deportes. En 2016 en California, previo a un partido de futbol americano, el quarterback Colin Kaepernick tomó protesta contra la injusticia racial arrodillando la rodilla derecha durante el himno nacional. Acción aplaudida por muchos y criticada por otros. Lo malo, perdió su contrato y ningún equipo lo ha querido fichar después de más de dos años de aquél polémico día. Lo bueno, ganó una demanda millonaria por discriminación, fue elegido por Nike como la nueva imagen del aniversario #30 de su famoso slogan Just do it y se ha vuelto un fuerte activista dentro del área deportiva y la comunidad afroamericana. El apoyo ha venido de todos lados, figuras del espectáculo como Stevie Wonder, Pharrell Williams y John Legend, políticos como Barack Obama y Beto O´Rourke, y deportistas como Serena Williams, Kareem Abdul-Jabbar, Kevin Durant y por supuesto, LeBron James. “I stand with Kap, I kneel with Kap” (“De pie junto a Kap, arrodillado junto a Kap”), fue el último mensaje de apoyo que dio James previo al juego All-Star 2019, mostrando nuevamente su acérrima postura contra la injusticia racial y el abuso policial sobre la comunidad negra.

James no sólo ofrece su opinión política en entrevistas o vía redes sociales, sino que se mantenido activo desde hace ya más de diez años; como hizo en 2008 apoyando económicamente la campaña presidencial de Barack Obama, así como también lo hizo mostrando su apoyo a Hilary Clinton en 2016. Como es de esperarse (y de costumbre), el presidente estadounidense Donald Trump hizo lo que mejor sabe hacer y atacó vía Twitter al basquetbolista. En uno de estos ataques, Trump llamó estúpido a LeBron de manera indirecta, así es, el presidente de Estados Unidos llamando estúpido a uno de los mejores jugadores de baloncesto por ejercer su derecho a la libertad de expresión. Irónicamente, fue Melania Trump, la esposa del presidente estadounidense, quien salió a defender a LeBron diciendo “Parece que LeBron James está haciendo cosas buenas para las próximas generaciones”. Se rumora que esa noche Trump fue mandado a dormir al sillón.

Una fuerte crítica por parte de Trump y Fox News vino después de la publicación de un comercial de Uber donde los LeBron y Kevin Durant viajaban en la parte trasera de un vehículo conducido por la host de ESPN Cari Champion. En el comercial se ve como a manera de charla ligera, los pasajeros comentan su punto de vista sobre falta de liderazgo de Trump y sus inmaduros comentarios. La comentadora de noticias de Foxs News Laura Ingraham criticó el comercial diciendo que LeBron y Durant deberían omitirse de comentar temas que no fueran el baloncesto ya que, según dijo la reportera, se les paga por jugar basket ball y no por dar su opinión; terminó su crítica diciendo “shut up and dribble”, algo así como, “cállate y tú a lo tuyo”, obviamente con un tono burlesco. Las redes sociales arremetieron contra la reportera por tratar de suprimir la opinión de los deportistas.

Lebron JamesAprovechando el apoyo por parte de sus fans, LeBron decidió alzar aún más su opinión por medio de un documental publicado por el canal estadounidense Showtime. El documental habla de cómo algunos basquetbolistas llegan a ser grandes figuras dentro y fuera del terreno de juego, cómo han dejado huella, cuál ha sido su contribución cultural a lo largo de generaciones y de cómo los basquetbolistas pueden tener un alto impacto social fuera de la cancha. ¿Cómo se llamó el documental? Shut up and Dribble.

No podemos olvidar, qué como cualquier buen deportista de élite, el dinero y los patrocinios no son problema. Además del baloncesto, la revista Forbes nos comparte un poco sobre las fuentes de ingreso de James. En la lista de patrocinadores podemos encontrar firmas como Nike, Coca-Cola (Sprite para ser exactos), la surcoreana Kia Motors, Beats Electronics (originalmente del rapero Dr. Dre y después adquirido por Apple), Blaze Pizza, entre otros. LeBron también cuenta con su propia compañía de producción llamada SprinHill Entertainment y de su compañía de medios Uninterrupted.

Y si el deporte, el espectáculo, la política y los negocios no son suficientes, hay otro campo donde Raymone (sí, LeBron Raymone James) participa. “I Promise School es el mayor logro profesional de mi vida”. En otoño del 2018, I Promise School abrió sus puertas a decenas de estudiantes de la ciudad natal del basquetbolista Akron, Ohio, donde comenzó y forjó su carrera como deportista profesional. La institución educativa, junto con otros proyectos escolares son coordinados por The LeBron James Family Foundation. Curiosamente, y pesar de las continuas críticas de Trump hacia James en todas sus disciplinas, la primera dama de Estados Unidos se ofreció para visitar la escuela y aplaudió su buena iniciativa. Queda claro que hay un problema de comunicación interna dentro de la Casa Blanca.

Recientemente Dick´s Sporting Goods donó $1,000,000 de dólares a la escuela fundada por LeBron con el fin de construir un nuevo gimnasio. Esta escuela, tiene como fin principal ayudar a esos niños que más lo necesitan, ya sea por problemas económicos o familiares, además, los graduados también tienen el beneficio de cursar una carrera universitaria patrocinada por la fundación. “Nosotros como adultos tenemos la responsabilidad de no defraudar a los niños de nuestra comunidad. Tenemos que continuar siendo los maestros, los mentores, los padres, los entrenadores y los super héroes, esa es nuestra responsabilidad”.

 

Close Menu